viernes, 8 de junio de 2018

Nueve hábitos que apoyan la regeneración de células cerebrales

A medida que envejecemos nuestro cerebro tiende a desacelerarse ya que nuestras células cerebrales o neuronas comienzan a decrecer. No es ningún secreto, que después de los 25 años, de forma natural comenzamos a perder células cerebrales. Pero, no todo está perdido ya que, a lo largo de tu vida puedes cultivar nuevas células cerebrales.





Los siguientes hábitos son conocidos por ayudar en el crecimiento de nuevas células y mantener su cerebro tan claro como siempre.

  1. Chocolate negro para más neuronas

El chocolate negro contiene flavonoides y antioxidantes. Se recomienda comer un poco de chocolate negro orgánico regularmente ya que, este delicioso alimento puede ayudarte a cultivar nuevas neuronas. ¡A sacrificarse!

2. Definitivamente haz más ejercicio

Trotar, es un ejercicio de resistencia regular que puede ayudarte a promover el crecimiento de nuevas células en tu cerebro. El ejercicio de resistencia es un estimulante para la producción de una proteína conocida como FNDC5. Esta proteína estimula la producción de otra proteína en el cerebro, conocida como BDNF, que promueve el crecimiento de nuevos nervios y sinapsis.

3. Prueba hacer el ayuno intermitente

Ciertos estudios han demostrado que el ayuno intermitente* es un factor que ayuda en la reducción de los efectos del envejecimiento en nuestro cerebro. Según estos estudios, el ayuno tiene un efecto antiinflamatorio en el cuerpo y ayuda en la estimulación del crecimiento de nuevas células cerebrales.

4. Toma mucho té verde

No solo el té verde está lleno de antioxidantes, también contiene un compuesto conocido como galato de epigalocatequina o EGCG que se ha relacionado con el crecimiento de nuevas células cerebrales, ¡así que a tomarlo!

5. Pasa tiempo al aire libre
         
Para que tu cuerpo produzca vitamina D es necesario que tu piel se exponga a la luz solar. La BDNF, es una proteína en tu cerebro que estimula el crecimiento de nuevos nervios y sinapsis. La vitamina D hace que esta proteína aumente en tu cerebro.

6. Agrega arándanos a tu dieta diaria

Los arándanos están cargados de antioxidantes al igual que el chocolate negro. También contienen un flavonoide llamado colorante antocianina, que es responsable de su coloración azul. Pues bien, la colorante antocianina tiene la capacidad de producir nuevas neuronas en el cerebro.

7. Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales

Los alimentos ricos en Omega-3 ayudan a promover el crecimiento de las neuronas. Agrega semillas de lino, aguacates, semillas de chía, aceite de oliva y nueces a tu dieta para asegurarte de obtener una buena dosis diaria de ácidos grasos omega-3.

8. Consume más cúrcuma

Estudios sugieren que la cúrcuma puede contribuir a la regeneración de un cerebro dañado, lo que puede ser extremadamente beneficioso en el tratamiento de trastornos neurológicos.

9. Comprométete

Mantener tu cerebro estimulado aumenta la neurogénesis del hipocampo, el proceso por el cual se generan las neuronas. Aprender una nueva habilidad, interactuar con otros, armar un rompecabezas o completar un crucigrama puede ayudar a mantener tu cerebro activo y con ello joven.
La próxima semana, veremos otros recursos para estimular nuestro cerebro, siempre de la perspectiva de la medicina natural y holístia.

Hasta la próxima.
Lic. RaúlPérez

https://www.cambiodevida.com.ar

Fuente: www.lavidalucida.com

martes, 5 de junio de 2018

Aikido verbal, una técnica para defenderte de los ataques verbales

El aikido verbal es una técnica derivada del aikido como arte marcial. Este último nació en el Japón moderno, de la mano de un maestro del combate llamado Morihei Ueshiba. Se basa en el principio de que en situaciones de conflicto lo que se debe buscar es la neutralización del contrario, evitando hacerle daño.
Como todas las artes marciales, el aikido no se trata solamente de técnicas de combate. En el fondo de este hay toda una filosofía. Sus ejecutores buscan, sobre todo, la evolución personal. Involucran el plano físico, mental y espiritual en la práctica. No menosprecian a sus contrincantes, sino que tratan de entenderlos y de aprender de ellos.
Con base en estos principios, un conjunto de autores comenzaron a buscar su aplicación en la comunicación. Así desarrollaron el concepto del aikido verbal. Encontraron que es una excelente manera de evitar y/o tramitar los conflictos cotidianos. Se ejerce para traer más paz, serenidad y felicidad a la vida. Como toda técnica, es algo que se puede aprender y los mayores beneficios llegan con la práctica.
 ► La violencia es el último recurso del incompetente. 
                                                                      Isaac Asimov

El aikido verbal y la respuesta a una agresión

Los promotores del aikido verbal indican que al recibir una agresión de palabra, lo primordial es preservar nuestro propio bienestar. Un ataque verbal puede desatar un huracán de emociones y confundir la mente. Por eso es fundamental mantener la serenidad y enfocarnos en el propósito de resolver el problema, no de agrandarlo.
Lo primero entonces es no reaccionar de forma automática, sino más bien emplear la fuerza del ataque para dar un giro. Este debe ubicarnos en el mismo lugar hacia donde está mirando nuestro atacante. En lugar de mirarlo desde la orilla opuesta, la idea es tratar de ver lo que esta persona está mirando.
Esto solo se logra si en lugar de preocuparnos por reaccionar, nos ocupamos de escuchar. Tratar de entender su punto de vista. Veamos un ejemplo de este aikido verbal. Alguien lanza el siguiente ataque verbal: “Tú tienes un desempeño laboral pésimo y aún así los jefes te tratan mejor que a mí”. Empleando la técnica del aikido verbal, la respuesta sería: “Es muy frustrante trabajar bien y sentir que no nos dan suficiente reconocimiento. Entiendo perfectamente tu enojo”.
En este ejemplo se esquiva entrar a discutir sobre la persona a quien va dirigido el ataque. Más bien se responde poniéndose en el lugar del otro. Esto ubica el conflicto en otros términos. Casi siempre, detrás de un ataque verbal lo que hay es una persona que está sufriendo. La agresión, aunque sea una forma disfuncional, en ocasiones también es una forma de pedir ayuda.

Técnicas del Aikido verbal

El aikido verbal contempla algunas técnicas específicas para enfrentar un ataque. Se trata de mecanismos que han probado ser eficaces para sortear ese tipo de situaciones. Están inspirados en movimientos del arte marcial.
Las principales técnicas son las siguientes:

  • Consentir y ceder. Se emplea cuando el ataque realmente no nos pone en riesgo y se ha vuelto repetitivo. El trabajo es más interno y consiste en impedir que el ataque verbal nos cause daño.
  • Ceder y mantenerse en la posición de partida. Implica reconocer que en la exposición del otro puede haber parte de razón, pero conservar el punto de vista propio y hacerlo saber. Es adecuado para una disputa de tipo mental o intelectual.
  • Halagar. Se emplea cuando la desavenencia se origina en el deseo del otro de mostrarse superior. El cumplido o halago desactiva la agresividad, pues satisface el deseo del agresor.
  • Réplica desintoxicante. Implica responder a la agresión con un interrogante. Esto tiene dos ventajas. Por un lado, permite que el otro evalúe lo razonable del ataque. Por otro lado, nos da un pequeño margen de tiempo para calmarnos y no reaccionar violentamente también. Es adecuado cuando hay duras ofensas personales.
  • Constatación objetiva. Consiste en hacerle ver al otro que notamos su molestia hacia nosotros. A la vez, expresarle que deseamos resolver la diferencia mediante una comunicación sana. Equivale a una fórmula: “Noto que te incomoda mi idea, pero quisiera explicarte por qué pienso de este modo”.
  • Confrontación. Es una técnica para ponerle tope o freno a una falta de respeto o a una agresión verbal desmedida. Corresponde a algo así: “Puede que yo haya cometido un error, pero no tienes derecho a tratarme de esa manera, por eso te exijo una disculpa”.
  • Moderar el tono. En este caso lo que se busca es hacer consciente al otro de que existe una ofensa y que no se va a admitir. Equivale a: “Si continúas hablándome en esos términos (o en ese tono), voy a dar por terminada esta conversación”.
  • Finalmente, lo que busca el aikido verbal es una gestión inteligente del conflicto. Sin gastar energías en lo que no lo merece y gastando solo las necesarias en lo que sí. Lo ideal es que aprendamos primero a contar hasta 10, para no reaccionar también agresivamente, y luego aplicar alguna de esas eficaces técnicas.
Edith Sánchez
https://lamenteesmaravillosa.com

lunes, 4 de junio de 2018

5 beneficios psicológicos de hacer ejercicio físico


El ejercicio físico contribuye a mantener una buena salud y a prevenir diversas enfermedades. Incluso, practicarlo de forma regular es una excelente vía para despejar la mente, tomar decisiones y alcanzar el bienestar emocional.
Nos hemos acostumbrado a pensar que la mente y el cuerpo son dos realidades distintas que no tienen nada que ver. Pero esto no es así. Cuerpo y mente se modelan mutuamente, trabajan juntos y no se aíslan entre sí. De hecho, su relación y forma de funcionar son fundamentales para nuestra salud.
Los investigadores han descubierto que sin importar la edad o la condición, el ejercicio físico tiene efectos magníficos sobre las capacidades de aprendizaje y el bienestaremocional. Muchos problemas emocionales se regulan y se pueden tratar mejor mediante el deporte y la actividad física. Para mirar esto con más detalle, veamos algunos de esos beneficios.
 ► El movimiento es una medicina para crear el cambio físico, emocional y mental.
                                                    Carol Welch     

1. El ejercicio físico incrementa la autoestima

¿Cómo es posible que el ejercicio físico modifique un aspecto tan interno como la autoestima? Simplemente porque al realizar actividades para el cuidado del cuerpo y ampliar los límites de exigencia física, también aumenta la percepción positiva que uno tiene de sí mismo.

Después de hacer ejercicio físico se experimenta una sensación similar a la que se siente cuando se obtiene un logro. Esto, por lo tanto, aumenta la valoración de lo que uno es y lo que uno hace. Además, el ejercicio físico tiene la propiedad de que mejora la aparienciaen un tiempo relativamente corto. La piel se revitaliza, el cuerpo se tonifica y todo en conjunto nos hace ver más atractivos.

2. Activa la química de la felicidad

Uno de los efectos del ejercicio físico sobre el cerebro es la activación de la producción de endorfinas. Unas sustancias químicas que actúan como neurotransmisores. Su función es la de reducir el dolor físico, casi como lo haría un medicamento, y, a la vez, crear una sensación de felicidad.
Por esta razón, el ejercicio físico es muy recomendable para quienes tengan síntomas de depresión o simplemente se encuentren “bajos de ánimo”. De hecho, hacer 15-20 minutos de ejercicio resulta muy beneficioso cuando nos sentimos tristes.

3. Reduce el estrés y la ansiedad

La actividad física es una excelente vía para disminuir la tensión muscular, lo cual incide significativamente en los estados de estrés. Por un lado, ejerce una función distractora que permite reducir los estados de alerta y disminuir los niveles de ansiedad. Por otro, el carácter recreativo del ejercicio y del deporte hacen que se liberen muchas tensiones emocionales.

Además, el ejercicio físico y el deporte contribuyen en el proceso de reabsorción del “cortisol”, también conocido como “la hormona del estrés”. En los estados de miedo, angustia y ansiedad hay una cantidad significativa de esta hormona en nuestro organismo. Al realizar actividades físicas, el organismo la asimila y esto se refleja en disminución del estrés.

4. Protege contra el deterioro cognitivo

El deporte y el ejercicio físico no solo ejercen un magnífico efecto sobre nuestro estado de ánimo, sino que también son determinantes en nuestras habilidades cognitivas. Si se realizan actividades físicas con frecuencia, aumentan varias sustancias químicas en el cerebro que evitan la degeneración de algunas neuronas en una zona llamada “hipocampo”.
Dicho de otra manera, el ejercicio físico contribuye a que nuestro cerebro se mantenga funcionando bien con el paso de los años. Las personas sedentarias están más expuestas a sufrir de enfermedades como Alzheimer al llegar a una edad avanzada.

5. Facilita el control de las adicciones

El ejercicio ha demostrado ser un excelente motivador para quienes desean dejar de fumar. Además de ayudar a recuperar la capacidad pulmonar, también contribuye a reducir los efectos secundarios de la abstinencia.
La actividad física es magnífica como complemento de los procesos de deshabituación y desintoxicación en varios sentidos. Por un lado, incrementa la sensación de control sobre el propio comportamiento. Por otro, ayuda a construir hábitos de vida saludables y reduce los síntomas del síndrome de abstinencia.
Estos son solo algunos de los extraordinarios beneficios psicológicos  del ejercicio físico. Como ves no tienes que volverte un atleta. Lo mejor es que logres hacer al menos 15-20 minutos de ejercicio al día. Si no te es posible, prueba con media hora durante tres días a la semana. Seguro que rápidamente notarás sus efectos.

Edith Sánchez
https://lamenteesmaravillosa.com

domingo, 3 de junio de 2018

El Tejido Fascial

El tejido conjuntivo (vainas, láminas, tendones, ligamentos, cápsulas, tejidos y aponeurosis) tiene un papel primordial en la estática del cuerpo.
La Fascia es una membrana fibrosa de tejido conjuntivo que envuelve a los músculos y órganos internos, y forma las cápsulas articulares, los tendones y los ligamentos. Está compuesto por células, fibras (colágeno, fibras reticulares, fibras elásticas) y sustancia fundamental. La fascia corporal tiene un recorrido continuo e ininterrumpido, envolviendo a todas las estructuras somáticas y viscerales, y funcionalmente incluye a las meninges. Es la estructura que conecta a todo el cuerpo, brindando soporte y determinando su forma.
Tiene una extraordinaria capacidad de deslizamiento y desplazamiento, para así posibilitar todos los movimientos, desde el ritmo craneosacro, los latidos del corazón, la expansión de los pulmones al respirar, hasta la elevación de los miembros. Tiene un papel muy importante en el control del crecimiento del organismo, así como su mantenimiento y relación con el sistema nervioso central


La presencia de restricciones del sistema fascial y de su estructura interna crea incomodidades que interfieren en el desenvolvimiento funcional apropiado de todos los sistemas corporales, incluyendo la eficiente ejecución de los movimientos.


Funciones del Tejido Fascial:

  • Sostén, estabilidad y suspensión. Le da forma a todos los tejidos del organismo.
  • Transmisión de fuerzas.
  • Facilitación de los movimientos.
  • Proteger, compartimentar y revestir órganos.
  • Participa en la reparación de tejidos.
  • Colabora en la comunicación entre estructuras.

FASCIAS SUPERFICIALES:

  • Lámina basal de la epidermis.
  • Trama conjuntiva de la dermis.
  • Tejido celular subcutáneo (hipodermis).
Está adherida a la piel e incluye a la grasa superficial, variando su espesor de acuerdo a cada región corporal. Son las capas del tejido fascial que determina la profundidad del tejido adiposo. Está formado por una red que se extiende desde el plano subdérmico hasta la fascia muscular. Se compone de numerosas membranas horizontalkes muy finas conectadas entre sí a través de septos fibrosos de recorrido vertical u oblícuo.}
Aparte de la función nutritiva se destacan la de soporte y la definición de los depósitos de grasa en el tronco y extremidades, asi como también el sostén de la piel a los tejidos subyascentes. La coordinación motora del cuerpo estaría influída por la amplitud, la profundidad y la libertad de este tejido. También participa en el proceso de sudoración y es donde nacen la mayoría de los capilares linfáticos.

FASCIAS INTERMEDIAS:

  • Fascia superficial.
  • Aponeurosis: superficial, media y profunda.
  • Epimisio de los músculos.
  • Tendón y ligamentos viscerales.
  • Envolturas externas de las vísceras.
  • Cápsula externa de los ganglios linfáticos.

FASCIAS PROFUNDAS:

  • Duramadre y trabéculas conjuntivas de las leptomeninges (aracnoides y piamadre).
  • Perimisio y endomisio musculares.
  • Adventicia y conjuntivo arterial.
  • Capas externas de los ganglios nerviosos y axiones.
  • Envolturas subserosas y submucosas.
  • Tejido interlobular.
  • Periostio.
  • Cápsulas y sinoviales articulares.
  • Tabiques interóseos.
  • Láminas basales profunda.
Está constituída por un material más fuerte y denso que la fascia superficial. Su grosor y densidad dependen de la ubicación y función específica que desempeña. La densificación la dá el colágeno, su principal componente. Su función queda determinada por su densidad: unión, revestimiento, sostén o transmisión.
Se ubica por debajo de la superficial y se une a ella a través de conexiones fibrosas. Soporta, rodea y asegura la estructura e integridad de los sistemas muscular, visceral, articular, óseo, nervioso o vascular. Cubre las áreas corporales como si fueran enormes envolturas, protegiéndolas y dándoles forma.
Se divide en:
- Miofascia (recubre al músculo)
- Viscerofascia (recubre órganos y visceras)
- Meninges (se incluyen como tejido fascial ya que constituyen junto a él una unidad funcional).
La Miofascia durante la contracción muscular define la posición de las fibras musculares o de todo el músculo para su función adecuada. También asegura la posición de los tendones y los fija en relación al hueso.
La fascia aparte de rodear al músculo se encuentra en sus componentes: las fibras y los haces, y entrelaza las acciones mecánicas entre el músculo y el hueso. También facilita la transmisión de impulsos mecánicos con una máxima eficacia.
La Viscerofascia brinda soporte e integridad estructural a vasos sanguíneos, vísceras, nervios y hueso. Define su tamaño y asegura el correcto funcionamiento.

Lic. María Laura Coscia
https://mlcoscia.wordpress.com

viernes, 1 de junio de 2018

Amar Conscientemente

Amar Conscientemente es una de las experiencias más maravillosas que podamos imaginar, porque sin conciencia, el amor queda reducido a un acto animal que agota, mientras que vivido con conciencia, desde el corazón es fuente de felicidad y energía. 


Podemos vivir la vida desde distintos niveles de conciencia. Cuanto más profundo es el nivel de conciencia en el cual vivamos, más profunda y gratificante será nuestra vida.
Amar no es desear, atraer o sufrir, amar es expandir nuestra propia conciencia. Amar es estar por encima de la separatividad, de la dualidad, del temor y del miedo. San Agustín decía: Ama y haz lo que quieras. 
Ello quiere decir que cuando amas eres libre y puedes hacer lo que quieras. También puedes hacer lo que quieres (o lo que crees que quieres) sin amor; pero entonces estas reaccionando y el verdadero amor, el Amor Consciente, no es reacción, sino continua creación.


El amor es lo que nos proporciona la alegría de vivir, es la sal de la vida y ello por una razón muy sencilla, a saber, que la vida es expansión de la conciencia. Sin amor, la vida está bloqueada, no tiene sentido, o al menos no tiene sentido para el que no ama. Parecería como si sin amor viviéremos en tinieblas. Cuando amamos estamos transmitiendo aquello que todo el mundo está consciente o inconscientemente, buscando; por ello mismo cuando amamos se nos abren las puertas de los milagros.


Todos podemos vivir una vida amorosa más rica y plena si aprendemos a amar con más conciencia. No se trata de llegar a una meta determinada, sino de crecer, de crecer por dentro, irradiando aquello que está en el interior de todos los hombres, aquello que llamamos Amor. El Amor es el sentimiento de Unidad y Conciencia que está dentro de tu Corazón. Cuando amamos a alguien estamos en contacto con el Amor universal que está dentro de cada uno de nosotros y lo irradiamos a nuestro alrededor.
Si queremos llegar al Amor universal, comencemos amándonos a nosotros mismos y a quienes nos rodean desde el Corazón. El Amor Consciente es un logro importante que puedes obtener mediante la práctica de los siete principios siguientes. Se trata de patrones de conducta que aumentaran tu nivel de conciencia y harán que todo lo que vivías, incluido el amor adquiera más conciencia.


1. Trabajar por tu Paz Interior
Todo, en esta vida depende de cuán grande sea el nivel de tu paz interior. Cuanto más en paz estés contigo mismo, más en paz estarás con cuanto te rodea y cuanto más armónicamente vivas contigo mismo, más en armonía estarás con los demás. La paz interior no es solo un logro que te llenara mucho más que la satisfacción de cualquier deseo: es el estado original del hombre a partir del cual la vida se convierte en un milagro permanente.


2. Aprender a Perdonar
El secreto para ser feliz se halla en el perdón. Cuando perdonamos a aquellos que nos han causado daño, en realidad estamos sanando nuestra relación con nosotros mismos. El perdón lo resuelve casi todo; perdonar es la clave de la evolución. El perdón es la magia porque te libera del resentimiento y de los patrones erróneos que te hacían infeliz. Cuando perdonamos se producen toda una serie de cambios en nuestro organismo y en nuestro corazón que hacen que vivamos la vida con una plenitud creciente. Perdonar es abrir tu Corazón a los efluvios del Amor Universal.


3. Amarte a ti mismo
Cuando nos amamos a nosotros mismos, aparecen los milagros en nuestras vidas. Es absurdo querer emprender un camino de amor consciente si antes no te amas a ti mismo. Amarse a sí mismo es no juzgarse con dureza, perdonarse y concederse capricho de vez en cuando. Amarse a sí mismo es algo más; es Aceptarse y Aprobarse tal cual somos porque sabemos que somos perfectos. La vida entonces se convierte en una discreta pero maravillosa sucesión de pequeños milagros. A medida que practicas el amor consciente hacia ti mismo, te das cuenta que tu salud mejora, que tus amigos te hacen más caso, tus relaciones son más satisfactorias y toda tu vida se torna más creativa. Amándote a ti mismo despiertas en ti el Amor que atraerá hacia ti el amor de los demás. Es la mejor manera de hacer que los demás te amen, sin coacción, sin violencia, con dulzura.


4. Obedecer a la Voz Interior
Dentro de ti, en tu Corazón, hay una inteligencia conectada con la inteligencia cósmica, y esta inteligencia te habla a través de una voz: la voz interior que te aclarara cualquier duda que se te plantee y te ayudara a caminar con el corazón. Con el tiempo descubrirás que la voz interior es un verdadero maestro interior. Acepta sus lecciones y ponlas en práctica. El te guiara en los momentos difíciles.


5. Vivir el momento presente, aceptando lo que viene y no intentando retener lo que se va. Cuando nuestra mente se encuentra ocupada en pensar que pudo haber ocurrido o que ocurrirá, cuando está enfocada en el pasado o en el futuro, no está viviendo el presente. Cuando no vivimos el presente estamos desperdiciando cantidades ingentes de energía lo que produce: Ansiedad, Depresión, Tristeza, Desamor. En el Amor Consciente, vivimos el aquí y ahora todo lo que necesitamos para ser felices. No debemos obsesionarnos y la mejor manera de lograrlo es haciéndonos conscientes del amor que llevamos dentro.


6. Dar antes de recibir

Es sumamente importante recordar que la verdadera esencia de nuestro ser es el Amor y que solo viviremos rodeados de Amor cuando conectemos con el. Cuando vivimos con conciencia, nos damos cuenta de que tenemos todo lo que necesitamos y en el momento en que lo necesitamos. Si creemos que se nos está negando algo que merecemos, es que algo falla todavía en nosotros. Es entonces cuando debemos practicar el dar. No hemos de dar esperando nada a cambio; no sería Dar, sino cambiar. En la práctica del dar consciente damos porque sabemos que dando nos estamos conectando con el Amor Universal y cuando estamos conectados con este, automática y espontáneamente recibimos lo que merecemos en cada momento.


7. Actuar con Sinceridad
El camino hacia la conciencia pasa por la total sinceridad. Haz de ser completamente honesto y sincero contigo mismo, pues en cuanto abres tu corazón para que se expanda, este aceptara todo lo que le propongas sin discriminar que es verdad y que es mentira. Si mientes, te estarás mintiendo a ti mismo. Cuando tengas que elegir entre lo correcto o lo que te agrada (a veces pueden coincidir), si eliges lo correcto, habrás avanzado un paso más en el camino del amor consciente.


Fuente: Las leyes eternas del Amor por Jack Lawson


www.formarse.com.ar